The name's Bond...James Bond

Escrito por desdemiburbuja 10-11-2015 en cine. Comentarios (0)

El otro día salí del cine tremendamente reconfortado. A pesar de los 6'70 de la entrada (duele el 21% de IVA cortesía del amigo Mariano), disfruté como un niño de SPECTRE, la vigesimocuarta entrega de la franquicia de 007.

    

Cartel promocional de Spectre (Sam Mendes, 2015)    

Para todos los que crecimos al calor de las películas de acción de los 80 y los 90, nos resulta extraño apreciar que toda esa ingente producción de "americanadas" cada vez sea menor debido a un criterio impuesto mucho más elitista, traído de la mano de nuevos críticos; esos que puntúan siempre a la baja en Filmaffinity e insisten en que al cine hay que acudir a emocionarse, a comerse el coco...

Sin embargo, quitando de razones a los “entendidos”, las salas de todo el mundo se llenan cada vez que hay un súper héroe en pantalla. Curiosamente, no dista mucho del pasado, ya que antes de que aparecieran todos los ‘Iron Mans’ y los ‘Spidermans’ ya estaban Chuck Norris, Sylvester Stallone o Bruce Willis repartiendo estopa como nadie sin necesidad de súper poderes. En esa vorágine de testosterona, chistes recurrentes y mala leche, el primero de todos, el que abrió la veda allá por el año 1963 con un estilo único y francamente inimitable fue el agente secreto al servicio de su majestad, James Bond.


Sean Connery junto al Aston Martin DB5

La franquicia cuenta ya con más de 50 años, 24 películas y 6 actores que se han puesto en la piel del espía británico. Pese a todo este tiempo, ha sido la interpretación de Daniel Craig y las dos últimas cintas dirigidas por Sam Mendes, las que han hecho posible una revitalización del personaje y de todas sus posibilidades.

Con ‘Skyfall’ (Sam Mendes, 2012), el director inglés nos sorprendía a todos con una película que "traicionaba" a los fans en cierta manera por renunciar a una gran cantidad de escenas puramente de acción para mostrarnos un James Bond mucho más real, que se adentra en su pasado y que muestra sus sentimientos.


Cartel promocional de Skyfall (Sam Mendes, 2012)

Desde luego un gran cambio a lo que habíamos visto hasta el momento. La clase de Sean Connery, la ironía de Roger Moore, la similitud al personaje de las novelas de Ian Flaming como fue Timothy Dalton y la finura de Pierce Brosnan, se quedaban en un segundo plano en forma de pequeños homenajes que servían para terminar de adornar un personaje que Daniel Craig cargaba de personalidad y emotividad mostrando una cara nunca vista en toda la saga.

Como digo, yo mismo salí de la sala un tanto contrariado pues tenía la sensación de que había ido a ver una película de James Bond y me habían colado una del Batman de Nolan.

Es posible que el propio Mendes se diera cuenta de ello y por eso decidiera firmar por una película más con el objetivo de resarcirse con todos los seguidores fieles a la saga y demostrarle al mundo que una de acción "a secas" también puede ser una gran película.

Y así se nos brinda la genialidad que supone Spectre (Sam Mendes, 2015). Desde antes de los fantásticos títulos de crédito (ya que la “gun barrel sequence” vuelve al inicio de la película como acostumbraba en ediciones anteriores) acompañados por el falsete, de Sam Smith y hasta el final, tenemos un gran cinta de acción, filmada con un extraordinario detalle (prueba de ello es la introducción grabada en plano secuencia que nos sitúa de lleno en la primera escena de apertura) con un guión muy bien escrito que nos va desvelando poco a poco un argumento que el espectador obtiene como si estuviera tirando de un hilo. Unido a todo esto está el desarrollo de icónicos personajes, que fueron presentados en la anterior película y que hacen de escuderos a un James Bond en torno al que se centra toda la historia.


Mítica escena indrotuctoria conocida como "gun barrel sequence" con todos los actores que han interpretado el papel. De izquierda a derecha: Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig.

Es cierto que no soy objetivo, soy fan del personaje y he visto todas las películas pero al igual que yo pude "bajarme del burro" dándole una oportunidad a Daniel Craig sobre Pierce Brosnan (que es el Bond con el que yo he crecido y más he valorado por ser sus películas, algunas de las primeras que aparecen en mi memoria), creo que el gran público debería tener en cuenta de nuevo el cine de acción y colocarla como una opción más cuando acude al cine.


Daniel Craig sentado sobre el Aston Martin DB5

Ante la más que probable marcha de Sam Mendes y Daniel Craig de la franquicia, empiezan las apuestas por ver los principales sustitutos. El listón está muy alto, pero al menos se ha mostrado un camino a seguir, sería absurdo dejar de hacer películas de James Bond como alguno ha sugerido para cerrar la saga en todo lo alto, ya que como se ha demostrado, existen grandes posibilidades y todas válidas si se ponen en práctica con un cierto talento. Y por si todo esto fuera poco, está el hecho de que la película ha alcanzado récord de recaudación en la taquilla del Reino Unido en su primer fin de semana (superando a Harry Potter) y va camino de alcanzar a su antecesora a nivel mundial. Pese a quien le pese, 007 ha renovado su “licencia para matar” y está listo nuevamente para el servicio.